lunes, 10 de noviembre de 2008

Martingilados



Aquí nace Martingilados. La verdad es que no sé donde va a llegar a parar esto si es que llega a algún sitio, pero se ha plantado la semilla en una subida al pico Martin Gil que yo no olvidaré nunca. Todo surgió con las ganas de volver a sentir aquello que el escultismo nos regaló durante tantos años, lo que ya era para nosotros un puñado de bonitos recuerdos porque había pasado nuestro momento. Pensamos en volver a cargar la mochila, en dormir en los sacos, en cantar aquellas canciones, las de siempre, las que ya casi no recordaba, en oír las anécdotas de hace demasiado tiempo, las que vivimos, en volver a sentirme scout.

Y ha salido a la perfección. La idea creció hasta desbordarse, llegó a mucha gente y nos juntamos 22 personas y 2 perros para subir. Hemos disfrutado como enanos, ha sido emocionante, increíble, irrepetible,… Y al volver a la rutina el corazón me pide que esto no se quede aquí. Así que aquí queda este grupo de amigos, esta comunidad de viejos lobos con la única intención de unirse cada poco o cada mucho para volver a calentarnos en la llama scout.

“Por mi honor y con la ayuda de Dios prometo…”

Buena Caza amigos.

Huron Entrepinos